Niños con tarjetas de débito

Nada me gustaría más que mis hijos pudieran tomar decisiones financieras con inteligencia, pero cuando imaginé al de seis años con una tarjeta de débito, me puse muy nerviosa. ¿Podrá manejar su dinero correctamente?

Eso plantea Mozper, una fintech que estará disponible en México en unas semanas. La plataforma permite a los padres emitir una tarjeta de débito física y virtual para sus hijos, pero el valor agregado está en su promesa de educación financiera.

“Dar un medio de pago real a los niños, más acceso a la plataforma, permite fomentar tres pilares: control de un presupuesto, hacer tareas con recompensa y establecer metas de ahorro”, me dijo Gabriel Roizner, cofundador y CEO de Mozper.

Los padres pueden transferir dinero a las tarjetas de sus hijos, poner límites de gastos y elegir dónde pueden transaccionar. Además, darles premios financieros por cumplir tareas o dejarlos poner metas de ahorro como una bicicleta.

“Queremos aportar nuestro granito de arena en educación financiera, porque eso genera la verdadera inclusión financiera”, me dijo Gabriel.

En México, 70 por ciento de la población no tiene nociones de educación financiera, incluso cuando 68 por ciento de quienes tienen entre 18 y 70 años cuenta con un producto financiero, según Condusef. El resultado: el nivel de alfabetización financiera es de 58.2 puntos de 100, según CNBV.

“En los niños podemos tener un impacto mayor en su salud financiera a futuro, podemos darles las herramientas para que a sus 18 años no cometan los errores que nosotros cometimos”. Además, añadió Gabriel, al usar la plataforma con los niños, los adultos también aprenden.

La inclusión financiera acompañada de educación tiene un impacto positivo en siete de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el crecimiento económico de un país. Una persona con acceso al sistema e información puede tomar decisiones correctas y tener “oxígeno financiero”, como le llama Gabriel, para invertir en educación, ahorrar para su jubilación o emprender. Eso se traduce en reducción de pobreza y la posibilidad de romper ciclos de desempleo.

Hablar de dinero con los niños y la familia debe ser prioridad, pues más alfabetización financiera dará prosperidad. Si eso quiere decir cuestionarnos más, dedicar más tiempo a preguntar sobre dudas o productos e investigar (y hasta ver si mi hijo de seis años puede manejar un producto financiero), ¡bienvenido!

Link: https://www.milenio.com/opinion/regina-reyes-heroles/vivir-como-reina-gastar-como-plebeya/ninos-con-tarjetas-de-debito

Cómo puedes fomentar el ahorro en los niños

  • Una cuenta en el banco (más allá del interés que te pueda dar, y que ya es otro tema), es una de las mejores maneras de incentivar uno de los conceptos fundamentales del dinero: el ahorro.
  • De acuerdo con el Banco Mundial, a la mitad de los mexicanos no se les enseñó cómo administrar el dinero (51%); y quienes sí recibieron una educación financiera fue por parte de su mamá (26%) y su papá (22%).
  • Por eso te presentamos esta opción de tarjeta de débito para tus hijos, que tú puedes manejar.

¿Qué hubiera pasado si desde pequeño hubieras tenido una cuenta de ahorro?, ¿crees que esa sencilla acción hubiera cambiado tu historia con el dinero? Es muy probable que sí.

Además de sentirse grandes, una cuenta en el banco (más allá del interés que te pueda dar, y que ya es otro tema), es una de las mejores maneras de incentivar entre los niños uno de los conceptos fundamentales del dinero: el ahorro.

Y es que muchos tenemos un tema con el ahorro: lo vemos con dolor. Ahorrar nos significa pérdida o la mayoría lo relacionamos con eso. Esta situación en gran parte esta dada porque nunca hemos experimentado las bondades del ahorro.

De acuerdo con el Banco Mundial, a la mitad de los mexicanos no se les enseñó cómo administrar el dinero (51%); y quienes sí recibieron una educación financiera fue por parte de su mamá (26%) y su papá (22%).

El tema del dinero es un tabú en muchas familias

Justo eso fue lo que entendió Gabriel Roizner. En su casa se hablaba de dinero, su familia es de emprendedores y el dinero nunca fue un tema tabú. Pensó que en la mayoría de las familias era así; sin embargo, en una plática con varios amigos, se dio cuenta que muchos de ellos no recibieron educación financiera.

Es en ese momento cuando se da cuenta que falta educación financiera, incluso a personas adultas, y quiere contribuir a cambiarlo.

Y es que dice “a 70% de las personas en América Latina nunca se les habló de educación financiera de niños. Por eso, creo que el hecho de que se inculque de jóvenes puede generar mejores comportamientos de grandes”, comentó a Business Insider México.

Aunque hoy ya no se necesite que los padres sean tutores de los menores de edad para abrir una cuenta. La guía de los padres siempre será necesaria “esa guía que ayude a realizar un presupuesto, a asumir qué pasa si me lo gasto todo. A aprender sobre la marcha”, consideró.

Cómo fomentar el ahorro en los niños

Fue así como creó Mozper, una plataforma que permite que tus hijos tengan una tarjeta de débito, pero que seas tú quien la maneja.

El co-founder & CEO de Mozper, explica que los padres pueden depositar ahí desde el tradicional “domingo”, hasta recompensas por tareas que realicen, y lo mejor, es que también establecer metas de ahorro.

“No solamente les dicen (los padres) toma 200 pesos, sino que de esos 50 pesos pueden ser para videojuegos, 50 para gastos libres, 50 para alimentos, y de esta manera, los hijos aprenden a manejar presupuestos”, explica.

A través de la plataforma los padres pueden crear reglas con los niños para gestionar el presupuesto y su ahorro; también aprenden lo que es el esfuerzo, y que el dinero no “cae de los árboles”.

Estamos convencidos que no puede haber inclusión sin educación, porque es de lo primero que tenemos que hablar, la inclusión va de la mano de la educación, asegura.

La plataforma está a unos días de ser lanzada en México, ya hay una lista de espera para que los padres se inscriban; no existe un mínimo, ni máximo en la edad de inscripción de los niños.

La tarjeta se puede utilizar en cualquier comercio que acepte Visa. El costo por utilizar la plataforma es de 40 pesos al mes, por niño.

Link: https://businessinsider.mx/como-fomentar-el-ahorro-en-los-ninos-educacion-financiera/

Mozper; la tarjeta de débito para niños que tú administras

En entrevista para Imagen Empresarial con Rodrigo Pacheco, Gabriel Roizner, cofundador de Mozper, habla de tarjetas de debitó para niños.

Link: https://www.imagenradio.com.mx/rodrigo-pacheco/mozper-la-tarjeta-de-debito-para-ninos-que-tu-administras

La inclusión para afrontar la adversidad

“Financial inclusion is a key enabler to reducing poverty and boosting prosperity.”―World Bank

En estas semanas se ha dicho mucho sobre la opinión, el derecho que todos tenemos de tener una y lo que decidamos hacer con ella, hablar de temas ligeros o triviales y en otras ocasiones de temas densos o de suma importancia.

Estamos pasando por un año que nos exige pensar y considerar escenarios difíciles, pero no podemos permitir que eso arrebate nuestras formas de afrontar las vicisitudes. Lo que queda muy claro es que aunque hay varios temas importantes de legislaciones y malas acciones, la inclusión es un tema esencial y que toca varios aspectos de la vida social.

No me siento listo o lo suficiente preparado para hablar de opciones para abordar el problema sistémico que vivimos de racismo, clasismo y segregación en el mundo, pero si hay algo que me llama la atención del sistema es el valor del conocimiento para administrar nuestros recursos.

La inclusión financiera es y será aún más una herramienta clave para los adultos, pero en especial para los jóvenes que vivirán algunos años de crisis en lo que se vuelven a ajustar las economías del mundo. Es así que me llamó la atención algo que propusiera soluciones prácticas, más allá de cursos en línea o programas educativos difíciles de seguir.

La inclusión financiera no es una materia que se de en la mayoría de las primarias o secundarias del país o la región. Tenemos excelentes herramientas de conocimiento, matemáticas, lengua, geografía, historia, física, química, incluso computación, pero nada tan práctico como finanzas personales. Realizar un presupuesto, enfrentarte a la planeación para obtener algo o salir de una deuda de algo que obtuviste antes de tener el dinero para poseer (y el tipo de intereses asociados a esa deuda) no es fácil. Es ahí donde encontré una plataforma que busca dar estas herramientas de una forma práctica: Mozper.

De acuerdo a la CONDUSEF el 70% de las personas en México no cuenta con educación financiera básica y esta cifra es similar a lo largo de América Latina.

El no entender o saber cómo ver nuestras finanzas personales afecta la capacidad de ahorro (cómo alcanzarlo), el crédito (y la complejidad de diversidad de tasas de interés) y finalmente modelos más o menos arriesgados que giran alrededor de las inversiones (o la participación en fondos de inversión). Una salud financiera no asegura un lugar en la mesa de los tomadores de decisión, pero puede ser el principio del camino hacia tener una mesa con comida sin que la familia se sienta presionada.

Una pieza clave dentro del #ruidoblanco de la capacidad económica y complejidad de América Latina es la variable: tiempo. Es por eso que Mozper me llama la atención, no se trata de módulos específicos de aprendizaje, ten tu diploma y adelante (que no tiene absolutamente nada de malo y es algo que se tiene que seguir haciendo), por lo que entiendo (porque ahora están en etapa de registro) es dar a los padres la capacidad de enseñar a los niños a gestionar el dinero (presupuesto) y crecer en conocimientos financieros en un mundo sin efectivo de manera práctica.

Es interesante porque es un modelo similar a varias aplicaciones para niños (Messenger Kids, YouTube Kids, etc.) atiende los intereses de los padres y atiende los de los hijos. Los papás buscan seguridad, paz mental, promover herramientas y conocimiento a sus venturosos futuros y en contraste a los jóvenes se les ofrece una tarjeta de débito que muestra factores “cool” como independencia, flexibilidad e innovación, da una herramienta que en cierta forma te hace sentir “más grande”.

Espero que tengan suerte los fundadores (Gabriel, Yael y Pablo) en el lanzamiento de esta plataforma que ofrece tarjeta de débito asociada a la tecnología para los jóvenes y las familias de la región.

Si la adopción de plataformas prácticas ayudan a generar y promover las habilidades financieras se beneficia una inclusión, pero en especial una capacidad de ayudar y opinar con conocimiento a personas que por el momento no han tenido la suerte de ajustar sus finanzas. Será clave entender cómo nos movemos financieramente cuando se habla tanto de economías que sufrirán, pero también en una capacidad nunca antes vista para agregar valor económico como sociedad.

Apoyarnos y ser incluyentes permitirá reducir riesgos en un momento en el que prefiero ver al 2020 como un año que nos presentó cartas duras para sentarnos a pensar de forma más seria, pero sin perder la noción de emoción y sin perder, espero, el humor. Lo que debemos de perder es esa estúpida noción de que el hacer daño, es una solución.

Link: https://www.eluniversal.com.mx/opinion/ricardo-blanco/la-inclusion-para-afrontar-la-adversidad

How Parents Can Talk About Difficult Financial Situations with Their Children

With COVID-19 rocking economies across the globe, many families are feeling the financial impact. Whether families are having to deal with unemployment or simply having to reduce household expenses, the financial impact of COVID-19 has become the elephant in the room.

Research shows that most children’s financial habits are set by the age of seven. So, leading by example and teaching your children how to navigate difficult financial situations like COVID-19 could have long-term benefits.

We sat down with Yael Israeli, Co-Founder, and CFO at Mozper, a debit card designed to help parents and children in Latin America create financial conversations and learn important money management skills, to discuss how parents can teach their children about personal finance amidst the current chaos and market uncertainty.

1) Creating Conversations About Money

In most households, especially in Latin and Central America, kids don’t know how much parents earn or other financial factors impacting their daily lives. When times are hard, households naturally constrict spending and look to make cost-savings which can make children feel stressed and like the situation is outside their control.

While kids shouldn’t feel like it’s their responsibility to manage family finances, it is essential for them to feel like an active member of the financial unit of the family and understand money stresses. Parents need to create conversations that keep kids informed without adding to their worries.

2) Age Appropriate Conversations About the Financial Impact of COVID-19

Yael urged parents to start these conversations using age-appropriate advice. After all, it’s better to open the door early and create transparency that avoids the elephant in the room.

While COVID-19 certainly creates financial hardships, it also creates an opportunity to talk to children about money and involve them in the decision making process. It’s essential to explain that this is a global situation, impacting everyone and hasn’t been caused by anyone in the household.

Ask your children how they can contribute to the household finances? Is there anything you can do as a family to make a difference to the current situation?

Yael stressed that parents need to control this narrative and make sure their children fully understand that the adults are responsible for paying the bills and providing financially for the family.

3) What Happens When Parents Don’t Have the Answer?

Given the unpredictability of our current times, it’s not surprising that many parents feel they don’t have the answers and won’t be able to answer their children’s questions. But not talking about the situation creates tension in the household.

Yael explains that parents need to strike a balance between awareness, information and not creating anxiety in their children.

Older kids might have some really good questions and rather than giving them the cold shoulder or brushing off the subject, set about trying to find the answer together. Yael encourages parents to sit down and Google their children’s questions and make finding the answer a collaborative, problem-solving exercise.

4) Three Ways Parents Can Raise Financially Responsible Adults, Despite the Current Situation

1. Lead by Example

Sometimes, parents feel like they haven’t done well enough to teach children or feel embarrassed by the current situation like they’re the wrong person to teach their children about money management. Whatever your situation, Yael encourages everyone to overcome this hesitation so that you can help your child have a better relationship with money.

2. Break the Taboo

The current situation opens the door to talk about money and family budgets without making it seem like financial difficulties are anybody’s fault. Overcoming the fear of talking about money will make children feel better and more in control of the situation.

3. Create Consistent Conversations

While COVID-19 will eventually end, conversations around money should not. To truly encourage healthy financial habits, parents need to speak about money on a regular, consistent basis. These conversations should be ongoing with constant discussion and reevaluation.

5) How Mozper Helps Families Creates Conversations About Money Management

Children need a way to put abstract concepts into practice and learn through mistakes; that’s where Mozper comes in.

Mozper’s digital app helps parents set boundaries on spending limits and even where children can spend their weekly allowance without risking unexpected fees or overspending. Children receive a debit card that they can use in real-life situations and gain vital hands-on experience.

Parents have control over how much independence a child has and can slowly relax the guidelines until children have complete financial freedom. Supporting children through different life milestones and building their confidence in a safe environment provides a framework for teaching good financial habits that’ll last a lifetime.

Mozper’s online community provides tons of useful advice to help parents navigate challenging conversations and start their children’s financial education.

Register your interest in Mozper and get financial advice sent straight to your inbox.

Link: https://everly.eu/2020/05/12/how-parents-can-talk-about-difficult-financial-situations-with-their-children/

La verdadera verdad sobre el papel que el dinero juega en nuestras vidas

La verdadera verdad sobre el papel que el dinero juega en nuestras vidas

Vivimos en un mundo en donde no hay verdades universales, cada cabeza es un mundo y cada familia educa a sus hijos con prioridades y valores diferentes.

La primera pregunta que nos tenemos que hacer como padres, en tema de educación financiera, es la visión que queremos que nuestros hijos tengan sobre el papel que el dinero tiene en su vida.

Existen dos visiones opuestas:

La primera visión es la de “el dinero lo puede todo”. Esta manera de ver el dinero dice lo siguiente: “Vivimos en una sociedad hiper-materialista. Si tienes solucionada tu vida financiera, todos los problemas se resuelven casi automáticamente. Todas tus decisiones de vida se tienen que tomar poniendo de un lado de la balanza el peso del dinero (valga la redundancia).

La segunda visión es la opuesta, “el dinero es secundario” que dicta “las cosas más importantes de la vida no se pueden comprar. Cuando hay que tomar una decisión la arista humana se debe evaluar primero y la financiera después”.

¿Cuál es la correcta? Ninguna de las dos.

La verdadera verdad (que si bien no es universal, si es la más adecuada) está en el punto medio:

Puede ser que el dinero no sea lo más importante, pero en la manera en que lo sabemos manejar podemos aprovechar al máximo todas las cosas maravillosas que la vida nos ofrece.

Cuestionarse sobre la manera en que abordamos, con nuestros hijos, la importancia que el dinero tiene en su vida no es una pregunta retórica o menor. De esta respuesta va a depender la manera en la que se relacionen ellos con el dinero, y esta es la relación más larga que van a tener a lo largo de su vida.

Hagamos que nuestros hijos tengan una relación sana y feliz con su dinero.

Es el mejor legado que les podemos dar.

Si aún no te registraste en Mozper, regístrate ahora aqui: bit.ly/2U2gNVa

Hijos chicos, problemas chicos. Hijos grandes, ¿problemas grandes o no tan grandes?

Hijos chicos, problemas chicos. Hijos grandes, ¿problemas grandes o no tan grandes?

Justo cuando uno piensa haberle agarrado la onda a educar niños; una mañana te levantas y hay un extraño viviendo en tu casa.

La adolescencia es un periodo de crisis para nuestros hijos y también para nosotros como padres, quienes muchas veces nos quedamos pausados sin saber cómo actuar.

En esta etapa, el dinero, y su manejo, se puede volver un punto de conflicto entre padres e hijos; retan nuestros límites y reglas y, pueden llegar a cuestionar ampliamente los permisos que les damos en el tema financiero.

Pero, el dinero también puede ser un gran un aliado y un punto de encuentro: una manera de practicar el concepto de ensayo-error, demostrarles a los hijos nuestra confianza en ellos, y una excelente oportunidad para aprender nuevas cosas en conjunto.

¿Por dónde debemos empezar para que el manejo de dinero de nuestros adolescentes sea lo menos conflictivo y más educativo posible?

Definan un contrato: Establezcan en conjunto reglas claras y asiéntenlas por escrito (para que no exista el “es que no sabía”). ¿Cuánto van a recibir de semana, para qué, y a cambio de qué? ¿En qué y cómo pueden gastar? ¿Para qué deben pedir permiso? ¿Cuáles son los gastos prohibidos? ¿Cuánto tiene que ahorrar?

Revisen y revisen: Cada cierto tiempo, tres meses por ejemplo, tomen este contrato y revísenlo ¿Todo sigue vigente? ¿Hay ciertas reglas que pueden cambiar? ¿Se pueden relajar ciertos límites o, al contrario, se deben endurecer?

Y si las cosas salen mal: En el contrato deben estar descritas las acciones en caso de que se incumpla alguna regla del manejo financiero (así evitamos el no es justooooooo). Que todo lo que les salga mal sea también una manera de aprender.

Recuerda, la adolescencia es un periodo de muchos cambios, dudas, retos, comparaciones internas, y ensayo-error. Como padres lo mejor que podemos hacer es acompañarlos, ponerles límites, ofrecerles nuestro consejo de manera cautelosa y darles las herramientas financieras y emocionales para que ellos sean capaces de tomar sus propias decisiones.

 

Si aún no te registraste en Mozper, regístrate ahora aqui: bit.ly/2U2gNVa

Enséñales a tu hijos a donar con el corazón, y la cabeza

Enséñales a tu hijos a donar con el corazón, y la cabeza

“Dar no significa hacer simplemente una donación,
dar significa hacer una diferencia.”

-Kathy Calvin Ex- Presidente de las Naciones Unidas

El mundo de hoy nos necesita a todos. Ésta, no es una frase motivacional, es la realidad. Los tiempos económicos que estamos viviendo no tienen precedente y es nuestra responsabilidad ayudar a aliviar, aunque sea un poco, los problemas del mundo.

Nuestros hijos, no importa la edad, se dan cuenta no sólo de los problemas sino también del impacto que ellos, sin importar su edad, pueden y deben tener.

Enseñarles a ser donadores inteligentes es una de las lecciones más importantes que les podemos dar en la vida en temas de dinero, empatía y responsabilidad social.

Ahora, para hacer de los donativos un aprendizaje, no podemos hacer el donativo y ¡listo! Hay que involucrar a los hijos activamente en el proceso.

¿Qué preguntas nos debemos hacer para ser donadores inteligentes?

¿Dónde donar?
Investiguemos junto a nuestros hijos no sólo las causas a las que queremos ayudar sino las organizaciones que son efectivas y hacen un buen manejo de los recursos donados. Donar a una organización reconocida minimiza la posibilidad de malos manejos pero donar a organizaciones más pequeñas ayuda, también, a canalizar recursos a causas poco conocidas que lo necesitan.

Analicen si la situación familiar les permite hacer donativos periódicos a las diferentes causas para mantener un compromiso de largo plazo. Periódicamente revisen los resultados, reales y financieros, de las organizaciones a las cuales aportaron. El dinero donado no debe ser olvidado.

¿Cuánto donar?
Platiquemos en familia sobre la cantidad que podemos donar y decidamos si destinarla a una o varias organizaciones.
Es importante que los niños entiendan el intercambio de satisfacción que implican los donativos, no tienen que doler pero sí se tienen que sentir. “Que te parece si esta semana donas un parte de tu domingo?” o “pide tus regalos de cumpleaños en efectivo para poderlos donar”. Que aprendan en carne propia que, muchas veces, da más satisfacción donar algo que recibir un regalo.

¿Cómo donar?
Quizá el momento de la cuarentena no sea óptimo, pero tan pronto como sea prudente incentiva a tus hijos, sobre todo adolescentes, a donar no sólo dinero, sino tiempo y trabajo a organizaciones sociales.

Los retos del mundo de hoy son innumerables, criemos desde pequeños, niños que sepan que está en ellos la posibilidad de cambiar el mundo. Un centavo y una acción a la vez.

Si aún no te registraste en Mozper, regístrate ahora aqui: bit.ly/2U2gNVa

El A,B,C de la Educación Financiera

El A,B,C de la Educación Financiera
(que quizá también tu, como padre, debes aprender)

¡Ojalá la educación financiera fuera como enseñar a andar en bicicleta! Con la bici, te subes (al principio con ruedas de asistencia), practicas, te caes, te subes, te caes… pero eventualmente aprendes y jamás se te vuelve a olvidar.

El manejo del dinero es un poco más laborioso de enseñar.

El A,B,C de la Educación Financiera

Cierto, también empezamos ayudados por instrumentos de asistencia (como la alcancía de cerdito), y poco a poco los hijos aprenden y se equivocan y resuelven sus problemas y aprenden más y se vuelven a equivocar… pero, y he aquí el gran reto, de dinero nunca acabamos de aprender por completo. Siempre hay retos nuevos que nos tiran, a veces se nos olvida cómo pedalear, a veces nos da miedo volvernos a subir al ruedo.

Es por eso que, más importante que las herramientas concretas de manejo de dinero (de las que escribiremos más adelante en este espacio), es fundamental enseñar los conceptos básicos detrás de una vida financiera sana y productiva.

Obvio, saber contar billetes o tener claros los instrumentos de inversión es importante, pero nada sustituye tener bases sólidas que lleven los niños, siempre presentes, a lo largo de su vida. Bases que quizá, como adultos, tenemos también que afianzar en nosotros.

Más que educación financiera, necesitamos hablar de tres armas de inteligencia financiera:

  1. Enseñar que todo lo que compremos tiene un COSTO… y un BENEFICIO. Vivimos en un mundo tan monetizado que, muchas veces, pensamos que el valor de las cosas lo da su precio. Las cosas caras son más deseables, independientemente del valor que tengan en nuestra vida. Es fundamental aprender que todas las decisiones de consumo se tienen que tomar evaluando el precio del producto, algo fácil de hacer pues está explícito, pero además algo mucho más complicado de evaluar: ¿cuánto me va a servir en mi vida?
  1. Hay que formar el hábito de leer y entender la letra pequeña. Siempre. Los niños tienen que estar conscientes de los detalles aunque estos no sean evidentes. Necesitan tener la confianza interna de preguntar … Y preguntar… Y preguntar una y otra vez si es que no se las aclaramos por completo.
  1. Aprender que en la vida real “no hay tal cosa como un almuerzo gratis”. Todo lo que recibes en la vida tiene un costo o implica un riesgo. Cuando las cosas suenan demasiado buenas para ser verdad, hay que ser especialmente cuidadosos.

El gran objetivo de la educación financiera que le damos a nuestros hijos tiene como objetivo que tengan las bases sólidas y adecuadas para que, después de cada revés, tengan la posibilidad de resurgir, ser constantes y valientes para siempre ir hacia adelante.

Si aún no te registraste en Mozper: Registrate ahora aquí

Mejorando el futuro: educación financiera para niños

Por esta ocasión deberíamos llamar a este espacio “Finanzas en zapatitos”, pues vamos a hablar sobre uno de los sectores de la población a quienes poca atención han puesto las instituciones financieras para ayudar a generar, de manera práctica, buenos hábitos en el manejo inteligente del dinero: los niños.

Y es que justo en esta población tenemos que empezar a enfocar esfuerzos si queremos formar adultos responsables, previsores y organizados con sus finanzas.

Desafortunadamente, en temas de educación financiera, aún México está pañales. De acuerdo con datos de la Oficina de Información Científica y Tecnológica (INCyTU) sólo el 30% de la población cuenta con educación financiera, en contraste con países como Suecia, Noruega y Dinamarca, cuyos porcentajes se elevan a un 71 por ciento.

Sorprendente, pero no descabellado. ¿A cuántos de nosotros nos hablaron de dinero desde pequeños? ¿Cuántos no escuchamos decir que abordar ese tema era incluso de mal gusto?

Para muestra, lo que arrojó la más reciente Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF 2018), realizada por la CNBV, la cual señala que únicamente el 44% de la población mexicana cuenta con algún mecanismo de ahorro, o peor, que apenas el 15% ahorra de manera formal.

Esto refleja una vez más la importancia de salir de ese círculo vicioso, si no empezamos a inculcar en nuestros niños buenos hábitos financieros, estaremos repitiendo la historia, sin preparar adecuadamente a las futuras generaciones.

La tecnología como aliada. Hoy en día una gran aliada de la educación financiera es la tecnología. Y sobre todo, si hablamos de querer incidir en las generaciones que son nativas digitales, como la llamada “generación Alfa”, que está formada por los niños nacidos desde 2010, el año en que se lanzó el primer iPad.

Con este marco de oportunidad, surge Mozper, una plataforma financiera digital diseñada para niños a partir de 6 años, y administrada por padres, que funciona con una aplicación móvil y una tarjeta de débito, de próximo lanzamiento en el país.

Gabriel Roizner, cofundador y CEO de Mozper, resalta que hoy en día no solo llevamos en nuestro bolsillo una súper computadora, que es el teléfono celular, sino que ya hay más de 70 millones de dispositivos en América Latina en manos de niños de 10 a 18 años, y nada como aprovechar esto para ayudar a los padres de familia a desarrollar habilidades financieras en los menores.

Roizner precisa que se habla mucho de la población no bancarizada o sub-bancarizada, pero nadie habla del casi 100% de los “pre-bancarizados”, como le llama esta Fintech a los menores de 18 años que no tienen ni reciben educación financiera. Por eso es importante que las empresas empiecen a voltear hacia este sector, y a dar soluciones a los niños y jóvenes dentro de su portafolio de productos.

A través de esta plataforma, los niños pueden aprender a gestionar un presupuesto y la importancia del ahorro, o bien,  recibir dinero por tareas sencillas remuneradas o el monto de su “domingo” o mesada,  etc. Mientras que los padres podrán guiar y acompañar, así como monitorear los gastos y tener un registro de las  transacciones.

No olvidemos que tenemos la gran responsabilidad de fortalecer a las futuras generaciones en su educación financiera, y que en la medida en que nuestros pequeños aprendan, conversen y se ejerciten en el manejo de sus finanzas, tendremos una generación mucho más entendida que tome mejores decisiones financieras a largo plazo y, en consecuencia, una sociedad más fortalecida.

Link: https://www.eluniversalqueretaro.mx/content/mejorando-el-futuro-educacion-financiera-para-ninos