Hijos chicos, problemas chicos. Hijos grandes, ¿problemas grandes o no tan grandes?

Hijos chicos, problemas chicos. Hijos grandes, ¿problemas grandes o no tan grandes?

Justo cuando uno piensa haberle agarrado la onda a educar niños; una mañana te levantas y hay un extraño viviendo en tu casa.

La adolescencia es un periodo de crisis para nuestros hijos y también para nosotros como padres, quienes muchas veces nos quedamos pausados sin saber cómo actuar.

En esta etapa, el dinero, y su manejo, se puede volver un punto de conflicto entre padres e hijos; retan nuestros límites y reglas y, pueden llegar a cuestionar ampliamente los permisos que les damos en el tema financiero.

Pero, el dinero también puede ser un gran un aliado y un punto de encuentro: una manera de practicar el concepto de ensayo-error, demostrarles a los hijos nuestra confianza en ellos, y una excelente oportunidad para aprender nuevas cosas en conjunto.

¿Por dónde debemos empezar para que el manejo de dinero de nuestros adolescentes sea lo menos conflictivo y más educativo posible?

Definan un contrato: Establezcan en conjunto reglas claras y asiéntenlas por escrito (para que no exista el “es que no sabía”). ¿Cuánto van a recibir de semana, para qué, y a cambio de qué? ¿En qué y cómo pueden gastar? ¿Para qué deben pedir permiso? ¿Cuáles son los gastos prohibidos? ¿Cuánto tiene que ahorrar?

Revisen y revisen: Cada cierto tiempo, tres meses por ejemplo, tomen este contrato y revísenlo ¿Todo sigue vigente? ¿Hay ciertas reglas que pueden cambiar? ¿Se pueden relajar ciertos límites o, al contrario, se deben endurecer?

Y si las cosas salen mal: En el contrato deben estar descritas las acciones en caso de que se incumpla alguna regla del manejo financiero (así evitamos el no es justooooooo). Que todo lo que les salga mal sea también una manera de aprender.

Recuerda, la adolescencia es un periodo de muchos cambios, dudas, retos, comparaciones internas, y ensayo-error. Como padres lo mejor que podemos hacer es acompañarlos, ponerles límites, ofrecerles nuestro consejo de manera cautelosa y darles las herramientas financieras y emocionales para que ellos sean capaces de tomar sus propias decisiones.

 

Si aún no te registraste en Mozper, regístrate ahora aqui: bit.ly/2U2gNVa

Deje una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *