Niños con tarjetas de débito

Nada me gustaría más que mis hijos pudieran tomar decisiones financieras con inteligencia, pero cuando imaginé al de seis años con una tarjeta de débito, me puse muy nerviosa. ¿Podrá manejar su dinero correctamente?

Eso plantea Mozper, una fintech que estará disponible en México en unas semanas. La plataforma permite a los padres emitir una tarjeta de débito física y virtual para sus hijos, pero el valor agregado está en su promesa de educación financiera.

“Dar un medio de pago real a los niños, más acceso a la plataforma, permite fomentar tres pilares: control de un presupuesto, hacer tareas con recompensa y establecer metas de ahorro”, me dijo Gabriel Roizner, cofundador y CEO de Mozper.

Los padres pueden transferir dinero a las tarjetas de sus hijos, poner límites de gastos y elegir dónde pueden transaccionar. Además, darles premios financieros por cumplir tareas o dejarlos poner metas de ahorro como una bicicleta.

“Queremos aportar nuestro granito de arena en educación financiera, porque eso genera la verdadera inclusión financiera”, me dijo Gabriel.

En México, 70 por ciento de la población no tiene nociones de educación financiera, incluso cuando 68 por ciento de quienes tienen entre 18 y 70 años cuenta con un producto financiero, según Condusef. El resultado: el nivel de alfabetización financiera es de 58.2 puntos de 100, según CNBV.

“En los niños podemos tener un impacto mayor en su salud financiera a futuro, podemos darles las herramientas para que a sus 18 años no cometan los errores que nosotros cometimos”. Además, añadió Gabriel, al usar la plataforma con los niños, los adultos también aprenden.

La inclusión financiera acompañada de educación tiene un impacto positivo en siete de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible y en el crecimiento económico de un país. Una persona con acceso al sistema e información puede tomar decisiones correctas y tener “oxígeno financiero”, como le llama Gabriel, para invertir en educación, ahorrar para su jubilación o emprender. Eso se traduce en reducción de pobreza y la posibilidad de romper ciclos de desempleo.

Hablar de dinero con los niños y la familia debe ser prioridad, pues más alfabetización financiera dará prosperidad. Si eso quiere decir cuestionarnos más, dedicar más tiempo a preguntar sobre dudas o productos e investigar (y hasta ver si mi hijo de seis años puede manejar un producto financiero), ¡bienvenido!

Link: https://www.milenio.com/opinion/regina-reyes-heroles/vivir-como-reina-gastar-como-plebeya/ninos-con-tarjetas-de-debito

Deje una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *